Claudia Cruz

(Cádiz, 1986). A los 5 años de edad comienza a bailar recibiendo clases de flamenco. Más tarde, a los 10 años empieza sus clases de ballet y clásico español en la academia de danza Cibayi, dirigida por Charo Cruz. Ha recibido clases de flamenco de artistas como Juana Amaya, Javier Latorre, Israel Galván, Rafaela Carrasco, Belén Maya, Alejandro Granados, Carmelilla Montoya y “La Chana”; de danza contemporánea con Mijita Dakota; de ballet con Pacy Sánchez y Teresa Caudón; y de clásico español con Fernando Galán y Silvia Oen.

También ha cursado teatro con Caco Castelo, Eduardo Bernal y Manuel Morón.

En 2001 actuó en el espectáculo del Pregón Carnavalesco de Cádiz protagonizado por Sara Baras. En 2003 colaboró con la compañía de Teatro Los Ulen, junto al ballet de Mónaco interpretando la obra “Carmen” de Bizet.

En 2005 viajó a Japón con el espectáculo “Pasión Flamenca” compartiendo cartel con Enrique “El Extremeño”, “La Tobala”, Pedro Sierra y “La Moneta”. Ese mismo año fue de gira con Turismo Andaluz representando el flamenco de Andalucía a nivel europeo.

En 2008, formó parte de la compañía Cádiz, dirigida por la agencia andaluza para el desarrollo del flamenco, compartiendo escenario con artistas como “El Junco”, David Palomar, Rosario Toledo y Ana Salazar.

Su primer espectáculo, “Con Alma”, lo presentó en Cádiz en el año 2009, llevando como artista invitado a Enrique “El Extremeño”.

La temporada 2010-11 giró como artista invitada con el espectáculo “Niña Pastori en Navidad”, siendo la primera vez que Niña Pastori incluía en su espectáculo una figura de baile.

Formó parte de la compañía de Antonio “El Pipa” del 2008 al 2012 como primera bailaora siendo su pareja de baile en giras por Europa y América y participando en numerosos festivales como el Festival de Jerez, Mont de Marsans o Parc de la Villete.

En febrero de 2012 repitió como artista invitada en el Pregón Carnavalesco de Cádiz, “La Pepa 2012”, protagonizado por Niña Pastori y, en mayo del mismo año, fue la artista invitada del maestro Rancapino en el espectáculo “Ayer y hoy”. Unos meses más tarde presentó su espectáculo “Claudia Cruz” abriendo cartel en la programación del Bicentenario de las Cortes de Cádiz.

El año 2013 fue un año lleno de grandes eventos para ella, en febrero participó en el Festival de Jerez como solista en el espectáculo “Vivencias” con Antonio “El Pipa”, Tía Juana del Pipa, Concha Vargas, Carmen Ledesma y en el espectáculo “En la raíz del flamenco” estrenado en el Teatro Lope de Vega de Sevilla junto a grandes artistas como Dorantes, Farruquito, Remedios Amaya, Juan de Juan, Pastora Galván, etc. En marzo participó en el Festival Multicultural “El arte une las generaciones” de Wroclaw en Polonia y en septiembre protagonizó como bailaora solista en el espectáculo “Jeregueño” en la Bienal de Málaga.

En el 2014 participó como artista invitada en el I Ciclo Tan solo baile en Venta de Vargas, con el espectáculo “Ni el hambre la vamo a sentí” patrocinado por el ayuntamiento de Cádiz en el Centro Municipal de Arte Flamenco la Merced y en el III Festival de Flamenco en Japón, junto a artistas como Mercedes Ruíz, Pastora Galván, “La Moneta”, Patricia Guerrero, Jairo Barrul, etc.

Ha trabajado dando clases así como en importantes tablaos como el Villa Rosa y Tablao Las Carboneras en Madrid o el Tablao Flamenco Cordobés en Barcelona.

Ha llevado a cabo espectáculos con firma propia como “Hilenco, danza homenaje al amor-arte del Rey del pop Michael Jackson”, proyecto que la artista está desarrollando actualmente.

Ha compartido tablas con los artistas más relevantes de la escena y es reclamada para impartir cursos tanto en España como en otros países, entre los que se encuentran Argentina, Uruguay, Costa Rica, Estados Unidos, Japón, Luxemburgo o Holanda.

José Manuel Álvarez

Sevilla, 1985. Ha trabajado con directores y coreógrafos como Marco Flores, Olga Pericet, Juan Carlos Lérida, Guillermo Wieckert, Daniel Doña, Rubén Olmo, Javier Latorre o Pepa Gamboa. Bajo la dirección de Craig Rivel hizo temporada con el musical “Flamen’ka Nueva” en París y Londres. Participó en espectáculos de la compañía de Yoko Komatsubara recorriendo los principales teatros de Japón. También ha colaborado con Antonio Canales, Las Migas, la bailarina de claqué Roxane Butterfly, la compañía Increpación Danza y el maestro del tar Hamid Khabbazi. Forma parte de la compañía de Marco Flores en “Laberíntica” (2014) y “Entrar al juego” (2016), y de la nueva producción “Sin permiso” de Ana Morales que se estrenará en la Bienal de Sevilla 2018.

Desde 2014 está explorando su faceta como creador que le ha llevado a presentar la propuesta de pequeño formato “Solo con” (Barcelona 2014), la pieza coreográfica “D-Structures” en el Theatre de la Ville (Paris 2014, Ciutat Flamenco 2017), “Ángulo muerto” junto a Lucía Álvarez “La Piñona” (Barcelona 2015) y “Hostal Pascual” (Barcelona 2016). Actualmente se encuentra en proceso de producción de su próximo espectáculo, que se estrenará en Barcelona en 2019.

Actúa regularmente en el Palau de la Música junto a Maestros de la Guitarra y Pedro Javier González, y con la formación musical Aurora. También en distintos tablaos como Villarrosa, Las Carboneras, El Corral de la Morería, El Cordobés, El Tablao del Carmen, etc. Fue director artístico del desaparecido tablao Flamenco Ramblas en Barcelona.

En 2017 ha inaugurado su estudio de flamenco ¡La Capitana! en L’Hospitalet (Barcelona). Ha sido profesor invitado del Institut del Teatre de Barcelona y realiza materclasses por todo el mundo. En 2012 obtuvo el Premio al Baile Libre por siguiriya en el concurso nacional de La Perla de Cádiz.

Cristóbal García

Nacido en Málaga en 1983. Comienza su carrera profesional en el flamenco como bailaor solista por diferentes tablaos, teatros y festivales flamencos del territorio español e internacional.

Tablaos: Los Tarantos, El Arenal, El Carmen, El Cordobés, Casa Patas, Las Carboneras, Villa Rosa.

Festivales: Festival Flamenco Ciudad de Málaga, Festival Flamenco Antonio Mairena, Festival Boyazil (Turquía), Athens Festival (Grecia), Festival de la Guitarra Newcastle, Bruselas, Luxemburgo, Festival Flamenco Amsterdam, Olla Flamenca Casabermejas (Málaga), Flamenco Festival London, Festival Flamenco Ginebra, Festival de Kazakhstan (Astana), etc.

Ganador del Primer Premio en el Concurso Nacional de Cante y Baile Flamenco de Estepona (Málaga).

Protagoniza el papel de Jeremías en el musical flamenco “Los Tarantos” representado en Barcelona, Madrid y Atenas.

Participa en la II, III, IV y V Bienal de Arte Flamenco de Málaga con diferentes espectáculos como “Yo no sé la edad que tengo“, de José Losada; “Carrete“;
“En familia”, de Trinidad Santiago “La Trini”; “Sabor a Málaga“, producido por la Diputacion de Málaga.

Estrena y produce el espectáculo “Otros” en el Teatro Carthima de Cártama (Málaga) y en el Teatro Echegaray en Málaga.

Auxi Fernández

Bailaora y actriz, nacida en Cádiz. Auxi comenzó a bailar con tan solo cinco años en el Teatro Andalucía (Cádiz). Ha sido artista invitada en los espectáculos de grandes artistas como Chick Corea, Jorge Pardo, Simon Shaheen y Juan Pérez Rodríguez Trío, entre otros. Ha compartido escenario junto a figuras como Carles Benavent, Concha Buika, Niño Josele, La Tana, Sara Baras, entre otros.

En su andadura por EEUU crea sus espectáculos “Encontrándote” y “Caminos”, los cuales son presentados en el prestigioso Flamenco Festival de NY.

Otros trabajos son “Flamenco”, con el cual recibe una nominación como mejor producción de teatro musical del año 2014 en los premios ACE (Nueva York) y Aires Flamencos para el Flamenco Festival de Chicago 2015.

Auxi también a participado en:

Homenaje a Paco de Lucía, Cancún.

DVD “Touchtone” de Chick Corea.

DVD “Mariana Pineda”, Compañía Sara Baras.

DVD “Sueños”, Compañía Sara Baras.

Libro fotográfico “Sueño del Quijote” de Peter Müller, Compañía Sara Baras

Exposición fotográfica  “Flamenca NY” de Angelica Escoto.

Colaboración en el documental flamenco  “The Sea is for Everybody” de Yaco       Neches.

Colaboración en la película “Flamenco in NY: “A Bow to American Producers, Artists and Educators” presentada en el “Lincoln Center for the Performing Arts”.

Colaboración en el documental “Flamenyco” de Javier Benitez Zúñiga

Evento privado para el Príncipe Carlos de Inglaterra en el palacio de Buckingham, Compañía Sara Baras

Evento privado para el Embajador de España en EEUU, Catedral de Washington DC

Imagen para dos etiquetas diferentes de vino blanco y tinto durante el Flamenco Festival Chicago 2014 y 2015, creado por City Winer.


«Yo empecé en la escuela de Pilar Ogalla con cinco años porque le dije a mi madre que me apuntara. A los dos meses era el fin de curso, así que me subí al escenario del teatro Andalucía de Cádiz, un recuerdo increíble. Luego estuve seis años con ella. Para mí la formación ha sido en la escuela y en el escenario. En Cádiz se hacen los concursos de tanguillos, así que yo siempre estaba bailando en el escenario.  Con once años decidí irme con María José Franco donde teníamos un grupo que se llamaba Revuelo que ganamos un concurso en la tele, “Sonrisas y lágrimas”. Luego me fui también en Cádiz con Charo Cruz, antes a Sevilla a la escuela de Manolo Marín y más tarde con Chiqui de Jerez, que ya tenía 15 años. Me presenté a una audición que hizo Luis Adame, el dueño de El Cordobés, el tablao de Barcelona, y me cogió.  Tuvieron que ir mis padres para responsabilizarme de mí, ya que yo era muy chica. Como era lo que yo siempre había querido, mi padre y mi madre, con todo el dolor de su corazón, me dejaron que me fuera a Barcelona. Ahí ya empezó mi carrera profesional, con Charo en hoteles o con María José en peñas como la peña de Camarón. Y ya como profesional fue cuando me fui a El Cordobés, donde llegué con un contrato de cuatro meses y me quiso renovar y me tiré 13 meses allí. Y porque fue mi madre a buscarme, sino yo me habría quedado más tiempo. Ese año dio el pregón de Cádiz Sara Baras e hizo una audición y me cogió a mí y luego también, con 16 años, para su compañía. Ella tenía que hacer el espectáculo de “Juana la Loca” en Chile y “Sueños” en el Teatro Real de Madrid. Con ella me llevé tres años y medio viajando por todo el mundo, que en esa época Sara trabajaba mucho, con los espectáculos “Sueños” y “Mariana Pineda”.

»Estando en Estados Unidos con Sara, me invitó José María Bandera a ver el espectáculo de Chick Corea y me conoció y más tarde me invitó a hacer una grabación en el Palau de la Música y una gira por EEUU de dos meses y otra por Japón como bailaora solista.

»Luego me instalé en Madrid y empecé trabajando en el Corral de la Morería y en todos los tablaos y saliendo de gira. Estuve así hasta los 26 años en que decidí irme a EEUU y, como también soy actriz, estudié interpretación en la escuela de Susan Paxton. Allí viví cuatro años y medio y la verdad es que tuve muchas oportunidades, trabajé bailando, monté mis espectáculos y los presenté en el Flamenco Festival de Nueva York y Chicago, hice actuaciones muy importantes en fiestas privadas. Y hace dos años me volví a mi tierra, con mi gente y feliz aquí.

»Yo en un tablao me siento muy cómoda, es algo mucho más cercano con los compañeros y con el público y se siente de otra manera, la energía es completamente diferente. Así que disfruto mucho trabajando en un tablao y es algo que necesito, no me sentiría bien solo trabajando en teatros. El tablao creo que es la base de un artista y creo que todo el mundo tiene que pasar por un tablao. Es una manera completamente diferente de trabajar, a mí me encanta».

José Maya

Joven bailaor que nace en el seno de una familia gitana de artistas: pintores, actores y escritores. Antepasados suyos son la histórica bailaora Fernanda Romero y el cantaor Rafael Romero “El Gallina”. También esta emparentado con los insignes pintores Antonio Maya y Jerónimo Maya. Comienza su carrera como bailaor con nueve años compartiendo cartel en Madrid con bailaores como Antonio Canales, Juan Ramírez y Joaquín Grilo.

Con solo trece años ya forma parte de las compañías de “El Güito” y Manolete realizando diversas giras por España.
En el año 1998 obtiene el premio Copa Pavón y participa como  artista invitado en el espectáculo “Raíces” de Antonio Canales.
Premio al mejor bailarín en el Certamen de Coreografía de de la Comunidad de Madrid del año 2000.

Becado por la Fundación Autor en la prestigiosa Cátedra  Alicia Alonso de Ballet Clásico, con la que actúa como artista  invitado en el Ballet Joven de la Comunidad de Madrid.
En 2005 es reclamado por el cineasta francés Tony Gatlif, para ser el  primer bailarín de “Vertiges”, realizando una extensa gira por Francia e  Italia.
Desde el 2007 es miembro del sexteto del guitarrista Tomatito realizando giras por Europa, América, China, Rusia y Japón.
Estrena junto a Farruco y Barullo “Al natural”, musical flamenco con el  que actúa durante un mes en el Teatro
Alcalá de Madrid y que presenta en el festival de Jerez.

Ese mismo año es invitado por el productor Pino Sagliocco para bailar  en los conciertos de estrellas del pop como Marc  Anthony y Beyoncé con los que actúa en el Palacio de los Deportes de  Madrid y en el Palau Sant Jordi de Barcelona.
En 2008 presenta “El velero de las rosas” junto a Lola Greco como  artista invitada, estrenado en el corral de comedias de Alcalá de  Henares en el Festival Suma Flamenca y en los veranos de la Villa en los Jardines de Sabatini.

En 2010 estrena “Grito” junto a Alfonso Losa estrenado en el festival  Flamenco de Torrelodones, representado en el festival Suma Flamenca  y en el teatro Central de Sevilla dentro del marco de la programación de  la Bienal de Sevilla 2010.

En 2011 presenta “Maya” en el Festival de Flamenco de Jerez,  recibiendo una gran acogida por parte de la crítica.
Realiza una gira por EEUU y Canadá con el espectáculo “Tengo el  compás” representado en el Festival Internacional de Alburquerque, en  el teatro Skirball Center de New York, teatro Marines Memorial de San
Francisco y en el Festival Internacional de Percusión de Montreal.
En el 2012 presenta su espectáculo en el Festival Flamenco de La  Villette de París.

En 2013 participa en el espectáculo homenaje “Carmen Amaya en la memoria” junto a Pastora Galván, Karime Amaya y Gema Moneo.
En 2014 estrena en el teatro Le Palace de Paris su ultima creación  “Latente”.

Salomé Ramírez

Empieza a bailar de la mano de Rafael Muñoz con 4 años formando parte del cuadro de jóvenes promesas del flamenco Huella Jerezana (1994-1998).

En 1998, con 8 años, continua su formación en la academia de Manuela Carpio y Chiqui de Jerez, y sigue complementando su formación con maestros como Farruquito, Antonio Canales, Juana Amaya, Marco Flores, José Maya, Manuel Liñán, Farru, Patricia Guerrero, Rocío Molina, La Moneta, etc.

Ha recorrido peñas jerezanas como La Bulería, Los Cernícalos, Pepe Alconchel, Fernando Terremoto, El Pescaero, La Zúa o la peña flamenca la Perla de Cádiz.

En 2002, con 12 años, comenzó a trabajar en el tablao El Lagar de Tío Parrilla, dirigido por Juan Parrilla, en Jerez de la Frontera. A partir de ahí empezó a bailar en otros tablaos jerezanos como Tablao del Bereber, La cuna del flamenco o La Taberna Flamenca.

 

En el año 2007 participó en los Viernes Flamencos de Jerez de la Frontera.

En 2010 formó parte de la compañía de Farruquito con el espectáculo “Sonerías” estrenado en el Teatro de la Maestranza en la Bienal de Flamenco de Sevilla.

Desde 2012 hasta la actualidad empezó a formar parte del elenco de artistas habitual del Tablao del Carmen en Barcelona.

También ha realizado actuaciones en tablaos flamencos de Sevilla como El Museo del Flamenco de Cristina Hoyos, El Arenal o Los Gallos.

Desde 2014 hasta la actualidad forma parte del elenco de artistas del tablao flamenco Puro Arte en Jerez. En ese mismo año vuelve a participar en el festival Viernes Flamenco de esa misma ciudad y hace su primera gira por Japón realizando actuaciones e impartiendo clases  en diferentes ciudades como Tokio, Osaka, Sendai o Nagoya.

En 2015 participa en el festival flamenco de Lyon con el espectáculo “De Lebrija a Jerez” junto a la cantaora lebrijana Anabel Valencia.

En 2016 obtiene el segundo premio del concurso de baile flamenco del Tablao Las Carboneras en Madrid.

En 2017 acude al festival de músicas del mundo de Copenague, Dinamarca.
Actualmente reside en Madrid formando parte de prestigiosos tablaos como Las Carboneras, Cardamomo o La Pacheca, entre otros.

 

«El tablao para mí es un lugar muy especial. Me siento muy a gusto encima del escenario y siempre es un placer poder compartir con compañeros de un nivel excepcional. Y abajo es una familia donde se respira cariño y muchísimo arte», explica Salomé Ramírez.

Adrián Santana

Este bailaor comienza su formación con su tío el gran bailaor malagueño Pepito Vargas y continúa sus estudios en el Conservatorio Profesional de Danza de Málaga, su ciudad natal. En 2010 recibe el 2º Premio en el XIX Certamen de Coreografía de Danza Española y Flamenco de Madrid con su pieza “Siempre me pasa lo mismo”, que estrenará más tarde en la Sala Pradillo de Madrid con gran éxito.

Ha formado parte de las mejores compañías de danza del país destacando las de Aída Gómez, Carlos Saura, Manuel Liñán-Daniel Doña, Margaret Jova Producciones, Carlos Chamorro  y Rocío Molina, compartiendo escenario con artistas como María Pagés, Lola Greco, Javier Latorre, Belén Maya, Pastora Galván, Nani Paños, Concha Jareño o Rafael Estévez en escenarios y festivales tales como Bienal de Sevilla, Festival de Jerez, Flamenco Festival London/New York y La Acrópolis de Grecia entre muchos otros.

Ha sido dirigido en diferentes producciones por artistas de gran prestigio como el maestro Granero y Antonio Canales y ha sido cartel en los tablaos Casa Patas, Villa Rosa, Las Carboneras y Corral de la Morería.

Además de su experiencia como bailaor, imparte cursos en diferentes ciudades y conservatorios superiores de España y también del extranjero.

«Mis comienzos fueron con mi tío Pepito Vargas, que fue mi maestro y el que me enseñó todo sobre el flamenco, todos los palos y a bailar por derecho. Ya a la vez lo combinaba, desde los nueve años, con la carrera en el Conservatorio Superior de Danza en Málaga, que fue donde estudié todas las disciplinas: clásico, clásico español, flamenco, folclore, etc.

En cuanto la trayectoria artística destacar que he sido solista de la compañía de Aida Gómez y que he bailado con ella en festivales tan importantes como el de Jerez o en la Acrópolis de Grecia. También he actuado con la Rocío Molina en diferentes festivales, destacando en el City Center de Nueva York dentro de la programación de Flamenco Festival. En proyectos en solitario, ya como profesional, destacar que me llevé el segundo premio en el Certamen de Coreografía de Madrid en el 2010 con la pieza “Siempre me pasa lo mismo” y con esa misma pieza hice mi primer espectáculo que se estreno en el ciclo La otra mirada del flamenco en la Sala Pradillo y lo llevé al extranjero. Fue mi primer montaje y el más especial. He tenido la oportunidad de coreografiar un espectáculo junto a dos chicas de Asia, con el título de “La partida” y que se estrenó en Hong Kong y se representó en Japón. Con mi propia compañía, el último espectáculo, “Simbiosis”, se estrenó en Granada en Los Veranos del Corral, se representó en el Festival de Málaga y este año voy al Festival de Alburquerque por su 30 aniversario.

He hecho una residencia en Alburquerque y he montado una pieza para la compañía Hijastro

Dentro de mi formación, el tablao es una parte súper importante y es muy necesaria para cualquier artista que se dedique al flamenco, es una escuela por la que hay que pasar y en la que realmente el artista se hace como profesional y es donde se forma como artista. Es una escuela en la que se disfruta muchísimo y para mí es necesario no dejar de estar ahí y quizás sea uno de los sitios donde más disfruto y donde más aprendo por los compañeros con los que comparto.

Lucía Campillo

Lucía Campillo, nacida en Murcia en 1987, comienza sus estudios en el conservatorio profesional de danza de Murcia terminando la carrera en el conservatorio de danza de Madrid. Se ha formando con maestros como Jose Antonio Ruiz, Merche Esmeralda, Aida Gómez, Juana Amaya, Aurora Bosch, entre otros.

En 2006 ingresa en el Taller Estudio del Ballet Nacional de España bajo la dirección de Jose Antonio Ruiz, participa en la película “Iberia” de Carlos Saura y posteriormente comienza su andadura profesional en la Compañía de Antonio Gades. En 2010 entra a formar parte del Ballet Nacional de España a cargo de Jose Antonio Ruiz y, más tarde, a las órdenes de Antonio Najarro. Participa en los espectáculos de repertorio en la categoría de solista y recorriendo los principales festivales nacionales e internaciones con espectáculos como “Ritmos”, “Medea”, “La leyenda”, etc.

Ha formado parte de compañías como Maria Pagés, Rojas y Rodríguez y el espectáculo “Gala Flamenca” dirigido por Miguel Ángel Rojas. Ha compartido escenario con artistas como Antonio Canales, Karime Amaya, Carlos Rodríguez y Jesús Carmona, con el que interpretó el paso a dos “Trilla A7” y colabora actualmente en los espectáculos “7 balcones” e “Ímpetus”.

En 2016, su pieza “La imperfecta” obtiene los premios de “mejor bailarina”, “mejor composición musical “ y “mejor diseño de vestuario” en el certamen de danza española y flamenco de Madrid.

Trabaja en los principales tablaos de flamenco de España como Corral de la Morería, Tablao Cordobés, Tablao Villarosa, Casa Patas y ahora Las Carboneras, en Madrid. En 2017 es invitada por el Tablao Flamenco Garlochí en Tokio.

Es requerida en la Universiad de Albuquerque y escuelas de México, Boston, Hong Kon, Japón, China, entre otros lugares, mostrando y enseñando su versatilidad en las diferentes especialidades y con los diferentes elementos de la danza española y el flamenco.

Cristina Aguilera

Nace en Granada en 1992. Comienza a estudiar flamenco con la maestra Mariquilla con la que también actúa diariamente en su espectáculo flamenco de Jardines Neptuno. Seguidamente comienza su formación más amplia en el mundo de la danza con Maite Galán, obteniendo el título de la asociación de profesores APDE de danza española y flamenco en el año 2007. Completa su aprendizaje con maestros como Adrián Sánchez y Óscar Quero, con el que también trabaja en su compañía. Termina la carrera de danza española y flamenco en el Conservatorio Carmen Amaya de Madrid en 2010. En el año 2014 presentó su primer proyecto titulado “Encrucijada” dentro del ciclo Es.Flamenco, organizado por la Diputación de Granada, y gana el primer premio del Certamen de Jóvenes Flamencos del IAJ. En 2015 participa en el Festival de Jerez. En 2016 participa en la Bienal de Sevilla y obtiene el primer premio del V Concurso Villa-Rosa de Madrid. En 2017 participa en Flamenco Viene del Sur con el espectáculo “Granada” junto con Alba Heredia y presenta en solitario “Corazón abierto” en Los Veranos del Corral. Además de ello, baila a menudo en tablaos de la categoría de Corral de la Morería, Tablao Villa-Rosa y Las Carboneras en Madrid; Los Gallos y el Arenal de Sevilla y El Cordobés de Barcelona.

Daniel Navarro

Daniel Navarro (Córdoba, 1980)

Es un bailaor y coreógrafo de flamenco titulado en Danza española por el Conservatorio Profesional de Córdoba y con 6 años cursados en Ballet clásico. Antes de empezar la carrera de solista, es primer bailarín en varias compañías de danza, como las de Javier Latorre, Antonio Canales, Cristina Hoyos, Aida Gómez, Los Ulen, Javier Barón, Ballet de Murcia y el Ballet Flamenco de Andalucía. Luego colabora con el guitarrista Vicente Amigo, el pianista Chano Domínguez y el cantaor El Pele, entre otros.

Galardonado con el primer premio Mario Maya en el concurso nacional de arte flamenco de Córdoba en 2001 y ganador del primer premio El Desplante en el Festival Internacional de Cante de las Minas, en la Unión (Murcia), en 2005.

Entre sus colaboraciones de más éxito, destacan las del espectáculo “Ambivalencia” de Javier Latorre en 2000; “Rinconete y Cortadillo” en 2002 y el espectáculo “En el nombre de la rosa”, donde coreografía su propia pieza.

También ha protagonizado montajes del bailarín y coreógrafo Antonio Canales como “Torero” en 2004, “Ojos verdes” en 2003 y, de 2003 a 2005, “La casa de Bernarda

Alba”.

En 2007 empieza su colaboración con el guitarrista Vicente Amigo, que se mantiene hasta 2015 actuando en los espectáculos “Poeta”, “Un momento en el sonido”, “Paseo de Gracia” y “Tierra”.

Su relación artística con Chano Domínguez empieza en 2007 cuando el pianista le requiere para el Festival de Jazz de Viena 2007, donde comparte cartel con artistas como Pat Metheny, Concha Buika, Chucho Valdés y muchos más.

Desarrolla también una carrera individual actuando en festivales y  teatros europeos, americanos y asiáticos. Es invitado en 1999 al Festival Liguita en Liechtenstein junto con artistas como David Russell, Costas Cotsiolis, Jorge Luis Zamora, entre otros. Clausura el Festival del Círculo Machado en Luxemburgo con los espectáculos “3 bailaores” en 2001, “Rinconete y Cortadillo” en 2003 y con su propia producción “Un ramito de suspiros” en 2009.

Una larga gira en Japón en 2004 le abre las puertas del publico asiático que conquista con el espectáculo “Selectos bailaores”.

Actúa como primer bailarín con el Ballet Flamenco de Andalucía, dirigido por Cristina Hoyos, giran por Cuba en 2007 y es inscrito, junto a Cristina Hoyos, en el libro de honor del Gran Teatro García Lorca de la Habana y recibe mención especial  en los Premios Gran Teatro de La Habana, presidido por la bailarina cubana Alicia Alonso.

En 2009 forma su compañía, dirige y coreografía el espectáculo “Cálida hondura”. Con música original de Juan Requena, se estrena en la Noche Blanca del Flamenco de Córdoba, en el Festival de Teatro de Palma del Río, y en el teatro La Latina de Madrid dentro de la programación de los Veranos de la Villa. Con la colaboración de Javier Latorre y Vicente Amigo.

En 2011 estrena en el Festival Adriático Mediterráneo de la ciudad de Ancona (Italia) el espectáculo “Piano y duende” con coreografía e idea de Navarro y música de Chano Dominguez y Juan Requena.

Entre 2014 y 2015 gira por diferentes festivales internacionales con sus espectáculos “Ramito de suspiros”, “Piano y duende” y “Asómate”, como el Festival Flamenco de Montreal, y en la programación asiática del Teatro Gorki de San Petersburgo y en otras ciudades rusas.

“Las Carboneras es un sitio mágico”

 

«Soy un bailaor que viene de la formación clásica, estudié en el Conservatorio de Córdoba y me titulé en el grado medio de danza española. Paralelamente hice seis cursos de clásico con Araleo Moyano. Entonces Javier Latorre abrió su estudio al lado de la casa de mi abuela y él fue el que me dio la opción de iniciar mi carrera con buenos pasos en la formación clásica. No soy autodidacta en ningún aspecto, vengo de horas de trabajo.

»En cuanto a mi carrera, tuve la suerte de participar en varios espectáculos importantes de Javier Latorre como “Rinconete y’ Cortadillo” o “En el nombre de la rosa” o con Antonio Canales en “Torero”. Fueron momentos muy importantes en mi carrera que me marcaron mucho y aprendí muchísimo, no solo del baile sino de todo lo que rodea la escena y demás. Destacaría a Javier Latorre o Antonio Canales como maestros con los que me formé. Y a nivel musical, una vez inicié carrera en solitario, hay tres personas que me marcaron mucho. Obviamente, Vicente Amigo, con el que estuve ocho años recorriendo el mundo y haciéndome disfrutar de la música más maravillosa que he escuchado nunca. Otra persona es Chano Domínguez, que me abrió el campo del jazz y me hizo ver que la música es muy rica y que la fusión, el trabajar con otras músicas, me enriquecería muchísimo. Y así fue porque me puso con artistas como Wynton Marsalis, Paquito D’Rivera, Piraña… No sé, me puso con artistas muy buenos en teatros y festivales importantes y con el que sigo trabajando y saliendo de gira por Estados Unidos. Y la tercera persona, más a pie de batalla, se llama Juan Requena, guitarrista de Málaga que fue el que me hizo cuidar la música y el que me dio una visión del baile que me encantó. Y creo que a partir de ahí puse todos los conocimientos y todas las vivencias que había tenido en un solo camino. Juan Requena es una persona que también ha marcado mucho mi carrera.

»Querría añadir que hay una cuarta persona, que es Pedro Córdoba, a la que también tuve de referente desde muy joven y a pie de campo, alguien que me hizo ver el baile de una manera distinta. Así que me gustaría que también apareciera su nombre como una cuarta persona importante en mi carrera.

»¿Qué significa para mí bailar en un tablao? Pues para mí fue la primera prueba de fuego. Salir de un conservatorio y enfrentarte a un tablao, a la verdad absoluta, al toro, era un reto casi definitivo. O me encontraba bien y creía que podía y tenía posibilidades o directamente no hubiese seguido el camino. Pero tuve mucha suerte, estuve en Los Gallos, en Sevilla, un sitio donde me hicieron aprender a velocidad del rayo con pedazos de artistas al lado. Y hoy día se ha convertido en una necesidad porque todos tenemos nuestras agendas, salidas y compromisos y son gratificantes esas actuaciones en lugares serios, pero luego en el día a día hay una necesidad de poder desfogarte, al menos en mi caso, todas las sensaciones tanto buenas como malas y poner en práctica algo que luego quizás puedas llevar a un teatro si has visto que ha funcionado antes en un tablao. Y la verdad que tiene el tablao, que es reunir a un grupo de personas, que cada uno viene con su historia y en ese momento ser capaces de, con el alma, crear un clima y hacer disfrutar a una gente que ha pagado una entrada. Y a gente que, como nosotros, que vamos a disfrutar, pero no siempre subimos al escenario con la disposición al cien por cien de creer que todo va a salir bien y muchas veces sale al doscientos por cien. Y, si tengo que destacar algo, Las Carboneras es un sitio mágico en el que sucede eso a menudo y por eso a mí me gusta de vez en cuando estar ahí con vosotros».