Adrián Santana

Este bailaor comienza su formación con su tío el gran bailaor malagueño Pepito Vargas y continúa sus estudios en el Conservatorio Profesional de Danza de Málaga, su ciudad natal. En 2010 recibe el 2º Premio en el XIX Certamen de Coreografía de Danza Española y Flamenco de Madrid con su pieza “Siempre me pasa lo mismo”, que estrenará más tarde en la Sala Pradillo de Madrid con gran éxito.

Ha formado parte de las mejores compañías de danza del país destacando las de Aída Gómez, Carlos Saura, Manuel Liñán-Daniel Doña, Margaret Jova Producciones, Carlos Chamorro  y Rocío Molina, compartiendo escenario con artistas como María Pagés, Lola Greco, Javier Latorre, Belén Maya, Pastora Galván, Nani Paños, Concha Jareño o Rafael Estévez en escenarios y festivales tales como Bienal de Sevilla, Festival de Jerez, Flamenco Festival London/New York y La Acrópolis de Grecia entre muchos otros.

Ha sido dirigido en diferentes producciones por artistas de gran prestigio como el maestro Granero y Antonio Canales y ha sido cartel en los tablaos Casa Patas, Villa Rosa, Las Carboneras y Corral de la Morería.

Además de su experiencia como bailaor, imparte cursos en diferentes ciudades y conservatorios superiores de España y también del extranjero.

«Mis comienzos fueron con mi tío Pepito Vargas, que fue mi maestro y el que me enseñó todo sobre el flamenco, todos los palos y a bailar por derecho. Ya a la vez lo combinaba, desde los nueve años, con la carrera en el Conservatorio Superior de Danza en Málaga, que fue donde estudié todas las disciplinas: clásico, clásico español, flamenco, folclore, etc.

En cuanto la trayectoria artística destacar que he sido solista de la compañía de Aida Gómez y que he bailado con ella en festivales tan importantes como el de Jerez o en la Acrópolis de Grecia. También he actuado con la Rocío Molina en diferentes festivales, destacando en el City Center de Nueva York dentro de la programación de Flamenco Festival. En proyectos en solitario, ya como profesional, destacar que me llevé el segundo premio en el Certamen de Coreografía de Madrid en el 2010 con la pieza “Siempre me pasa lo mismo” y con esa misma pieza hice mi primer espectáculo que se estreno en el ciclo La otra mirada del flamenco en la Sala Pradillo y lo llevé al extranjero. Fue mi primer montaje y el más especial. He tenido la oportunidad de coreografiar un espectáculo junto a dos chicas de Asia, con el título de “La partida” y que se estrenó en Hong Kong y se representó en Japón. Con mi propia compañía, el último espectáculo, “Simbiosis”, se estrenó en Granada en Los Veranos del Corral, se representó en el Festival de Málaga y este año voy al Festival de Alburquerque por su 30 aniversario.

He hecho una residencia en Alburquerque y he montado una pieza para la compañía Hijastro

Dentro de mi formación, el tablao es una parte súper importante y es muy necesaria para cualquier artista que se dedique al flamenco, es una escuela por la que hay que pasar y en la que realmente el artista se hace como profesional y es donde se forma como artista. Es una escuela en la que se disfruta muchísimo y para mí es necesario no dejar de estar ahí y quizás sea uno de los sitios donde más disfruto y donde más aprendo por los compañeros con los que comparto.